.st0{fill:#FFFFFF;}

Cultura de la Legalidad de las Empresas en México 

Por Doctorante  Fernando Ortega Rubio 

Instructor MMI

C:\Users\X360\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.MSO\202020A6.tmp

Cuando nos referimos al tema de “la cultura de legalidad de las empresas en México”, es con el afán de crear una conciencia jurídica respecto de las empresas que se desenvuelven en diferentes actos de comercio dentro del propio Estado mexicano, esto con, la finalidad de establecer ciertos parámetros dirigidos a las personas físicas y en su caso, algunas personas físicas que han decidido conformar una persona moral, con el ánimo de que puedan acceder a crear una empresa bajo ciertas conductas que derivan de un cúmulo de valores normativos que emparejadas a determinadas acciones, promueve un determinado sector social, con la finalidad de establecerse bajo la tutela de los ordenamientos jurídicos tutelados por el Estado, y que éste a su vez los pueda proteger en los actos de comercio que de ellos se deriven.

C:\Users\X360\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.MSO\CF5A9BA4.tmp

Ahora bien, podemos tomar como un referente de la formación de las empresas, el seno de la familia, y por ende, podemos hacer referencia del como nacen las microempresas, las cuales fueron evolucionando y que hoy en día conocemos como pequeñas, medianas y grandes empresas, las primeras de las mencionadas, sabemos que nacieron sin ningún acto acorde a la ley y algunos inclusive bajo ciertos parámetros ilícitos, mismas que se han mantenido fuera del aspecto de la ilegalidad, por lo cual, infieren a ser consideradas comercios que brindan cierta desconfianza e inseguridad hacia las personas que se ven envueltos en la utilización de ciertos servicios, sin embargo, ello no implica que se deban mantener siempre bajo la figura de la ilegalidad, sino más bien, hacer pie a que ellos

puedan acceder a regularizarse bajo un sistema de orientación que deben ejercer ciertos consultores empresariales, con la finalidad de establecerse el camino a seguir para estar acorde a los diferentes ordenamientos jurídicos y tutela del Estado, y que puedan mantener de igual forma su inversión a la luz de las buenas prácticas, así como hacerles saber bajo un estudio económico, los diferentes lugares y sectores sociales en los cuales pueden realizar inversión y no solo eso, ya que también se les puede establecer bajo que figuras legales de empresas (en sus diferentes denominaciones) les es más viable desarrollar un objetivo económico y social, sin perder el punto de vista de la satisfacción de necesidades, así como las obligaciones que de ello se deriven, tanto en el pago de contribuciones y las relaciones de trabajo que de igual forma se puedan derivar, y no solo ello, sino también las obligaciones directas e indirectas que se derivan de dichas relaciones laborales como lo son, las aportaciones obrero patronales al Instituto Mexicano del Seguro Social así como de las aportaciones realizadas al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores, y que al ser proveedores de bienes y servicios, las sujeciones legales que tienen con la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Por tanto, la cultura de la legalidad de las empresas dentro del Estado mexicano debe y tendrá que ser considerado como un mecanismo de regulación y/o en su caso de autorregulación individual y social, en la cual se exija una armonización de los actos de comercio realizados tanto de personas físicas como morales al respeto de la ley, bajo el principio de la conciencia económica moral y cultural.

Contacta con nosotros

>