.st0{fill:#FFFFFF;}

Factor Humano vs Factor Tecnologico 

Por Lic. Luis Fragozo Valencia.

Hace algunas semanas, platicando con mi esposa sobre esta nueva forma de vivir debido a la contingencia que nos enfrentamos, me hizo reflexionar sobre los hábitos y cambios que tenemos que realizar en nuestras vidas, “el mundo de las ventas”, no es la excepción.

            Actualmente realizamos nuestras ventas de manera virtual a través de una computadora, tablet o celular, lo cual nos lleva a tener que adaptarnos a una nueva era tecnológica olvidándonos del proceso de venta tradicional.

El consumidor ha cambiado de manera drástica en sus hábitos de compra; ahora hay mucha más competencia, se pueden comparar productos y/o servicios de manera inmediata, comprar productos con un solo click, comprar con excelentes promociones y descuentos, comprar a nivel nacional e internacional, etc. por tanto, la tecnología puede ser un aliado estratégico, pero también nuestro enemigo.

Las herramientas digitales tales como redes sociales, plataformas digitales, videollamadas virtuales, etc., son de gran ayuda para este proceso de venta ya que nos permite llegar a personas fuera de nuestra área geográfica y de manera segmentada, nos da información valiosa de nuestros clientes, marketing directo, contenido de forma más rápida y sencilla, resultados en tiempo real, de igual forma nos ayuda a disminuir gastos operativos, administrativos y sobre todo en tiempo.

El ser humano tiende a adaptarse a cualquier entorno y evoluciona ante los cambios culturales, sociales y tecnológicos; pero existe una constante: El Factor Humano.

El Factor Humano es muy importante ya que éste se encuentra en contacto directo con los clientes y es el primero que da la imagen de tu negocio, esto permite generar confianza y percibirán calidad en los productos y en el servicio.

El saludo y brindar una sonrisa siempre ayudará a crear una imagen positiva de tu negocio, además, tratar a los clientes  con cortesía y respeto, permitirá aumentar las posibilidades de compra.

De igual forma, el contacto directo en una reunión te puede decir muchas cosas, incluso sin mencionar una palabra, esto mediante una expresión facial, cruzar los brazos, el movimiento de manos, etc. También podrás ver el estado de animo en el que se encuentre e identificar las necesidades o requerimientos. Esto genera mayor confianza para la negociación y cierre de la venta.

Nuestras actividades cotidianas nos permiten tratar con muchas personas, amigos, familia, y aprendemos a tratarlos de manera personalizada porque nos interesamos en ellos, lo mismo sucede con los clientes, lo que ellos quieren es que seamos la persona que resolvamos sus problemas o requerimientos de manera rápida y eficaz.

“El factor humano y la calidez nunca podrán ser sustituidas por un mensaje o correo electrónico, pero al mismo tiempo usar a nuestro favor las herramientas tecnológicas nos ayudará a crecer nuestras ventas”.

“El cliente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras”

                                                                                              Steve Jobs

Contacta con nosotros

>