.st0{fill:#FFFFFF;}

Un Trading Reflexivo 

Por: Jorge Alcázar.

   “El trading es la actividad humana más poderosa después de la guerra”

Cuando leí esta frase de un gran libro de trading de Alexander Elder al inicio de mi formación como trader profesional, consideré que era demasiada exagerada, y algunas veces cuando veo el trabajo de un bombero acepto que lo sigo viendo un tanto exagerado, sin embargo, al paso del tiempo y después de horas de práctica de mi trading, comprendí la gran importancia y la magnitud de dicha frase; y es que, darte cuenta de la importancia que tiene esta gran profesión, el nivel de riesgo y la dedicación que se le debe dar te muestra que no sólo se trata de un gráfico, indicadores y teoría, es mucho más, y en esto hago un énfasis, es  más profundo que lo que hay en tu monitor, de hecho, más que ver un monitor considero que es como ver un espejo. Permíteme que te platique porqué.

A lo largo de mi formación como trader, he decidido enfrentarme diariamente a market makers, te explico, un market makers son grandes instituciones, gobiernos, grandes corporativos y también me enfrento a las mentes más agudas que puedan existir sobre la tierra.

Esto es increíble, y te pregunto, ¿cuántas veces, por ejemplo, te adentras a negociar al mercado más importante del mundo, en donde diariamente las operaciones que se producen en este mercado rebasan los 5 billones de dólares, muy distanciado respecto al resto de mercados bursátiles. Te aseguro, más que el producto interno bruto de tu propio país. Es simplemente asombroso.

Para comenzar a invertir en cualquier mercado, activo o empresa primero debes analizar tu activo, ver su comportamiento dominar una técnica, seguir un sistema, seguir a un Mentor y desde un inicio sentir la seguridad en ti. Ahora bien, esto puede sonar a un cliché para conseguir el éxito en muchas otras cosas, sin embargo, como te lo mencioné en un inicio, el trading me hizo ver no un gráfico, sino un espejo, porque mi proceso como trader ha sido mi proceso de “auto-conquista”. Me hace ser parte del 5% de esas mentes audaces que existen alrededor del planeta que son profesionales y rentables en esta profesión.

Es importante mencionar “no buscar la perfección”. En el trading no hay certeza al cien por ciento, y tampoco es color de rosa. Habrá ocasiones en que deberás retirarte en negativo, habrá ocasiones en las que entrarás en rachas perdedoras, y otras en las que el mercado se comporte desfavorable a tu inversión inicial, y por ende pierdas dinero. Te darás cuenta que no será razón para  cambiar tu plan o dejes de respetar las reglas, no seguir a tu mentor o seguir el sistema. Debes resistir la sensación de cambiar las normas o de pensar que el mercado “conspira” en tu contra.

El mercado es basto por naturaleza, así como el mar al pescador, así como su red para pescar, el trader  es a su plan y sistema para ganar. El mar y el mercado son demasiado grandes, abundantes, y debes aceptar que no puedes capturar la totalidad del mar. Acéptalo, acepta las pérdidas, porque ellas te van a permitir aumentar los resultados de tus inversiones, de hecho, “los periodos de pérdida nunca van a desaparecer, pero siempre se podrán controlar”. El punto es alejar y postergar las pérdidas.

En ocasiones habrá una voz que al momento de operar te dirá que ya has perdido mucho  y que lo más probable es que vuelvas a perder, esa voz te dirá que las reglas no funcionan y que sería mejor que vuelvas a crear otras o las elimines, el trading te hace enfrentarte al pasado y futuro, pero eso sólo te quita enfoque, energía y atención, ¿cuál es la clave?, sigue las reglas, porque te ayudarán a extender ganancias y limitar pérdidas. Las reglas en este caso son tu red y tu arpón para pescar. Cree y confía en tus reglas y análisis.

Debes entender el sistema, entender las reglas, dominar tu ego, hacer oídos sordos en esas voces negativas, ser disciplinado en tu gestión y mantenerte optimista, aunque en un inicio no se reflejen grandes cantidades.

Con todo ánimo te puedo decir que, si aún no has iniciado, lo hagas, pero con contundencia, respeto y mucha responsabilidad, porque te aseguro que hay un mercado que puede liquidarte en un segundo, pero también hay un mercado que es tu   amigo y puede brindarte todo aquello que financieramente siempre has querido!

Contacta con nosotros

>